Elementos de Desinfección

Tratamiento del agua


Clorador Salino

El sistema de desinfección más extendido desde ya algunos años, es el de la cloración salina. En resumen se trata de un proceso químico que consiste en añadir sal (cloruro sódico) a la piscina, a razón de 4,5 gramos por litro, y por mediación de una pequeña descarga eléctrica se produce una reacción molecular por el que se crea cloro gaseoso, que actuará sobre las bacterias del agua y se evaporará, sin dejar residuos molestos para el bañista.

Apenas notaremos la salinidad del agua de la piscina, para establecer una pequeña comparativa, el agua del mar posee una concentración de sal de 35 gramos de sal, una lágrima de 9 gramos por litro, y el agua necesaria para la cloración salina, 4,5 gramos por litro. Se puede producir cloro de forma constante (sin sonda ORP), o de forma automatizada (con sonda ORP), dependerá del las expectivas y necesidades de cada cliente.

Piscinas Steelglass | Clorador salino para piscinas

Piscinas Steelglass | Clorador salino para piscinas



Bomba Dosificadora Ph

El correcto nivel de ph de la piscina, es indispensable para un óptimo mantenimiento de la piscina, de nada sirve tener una piscina con mucho desinfectante si el nivel de ph no es el adecuado. Así pues, deberemos mantener el Ph de la piscina a unos niveles entre 7,2 y 7,6 siendo necesario corregirlos si no son los idóneos. Esta corrección la podemos realizar manualmente, por mediación de granulados disueltos en agua caliente para facilitar su adición, o de forma automática por mediación de una bomba dosificadora de ph.

Su funcionamiento es sencillo, consta de una sonda incrustada en la tubería de la piscina, que medirá los parámetros reales de ph del agua de la piscina, y una bomba peristáltica que añadirá en pequeñas dosis de forma continua el líquido corrector necesario, hasta alcanzar el nivel correcto de Ph.

Piscinas Steelglass | Bomba Dosificadora  Ph para piscinas

Piscinas Steelglass | Bomba Dosificadora  Ph para piscinas